Sobre los acontecimientos más recientes:

Somos sobrinos de nuestros tíos, los tíos siempre echan cuentos, eso nos gusta, así que que aquí vamos con los nuestros.

Recientemente participamos en el Fowler GSIC de la Universidad de San Diego en California, un concurso de innovación social y no solo quedamos entre los 16 finalistas de un grupo de 50 proyectos que estaban representando a distintas universidades alrededor del mundo (nosotros estábamos representado al IESA), sino que ganamos una mención especial y nos trajimos un premio a casa.

Es muy emocionante que otros vean el valor de lo que hacemos, nos motiva a seguir jugando el juego infinito en donde cada día avanzamos un paso más.

Jurados de la Universidad de San Diego evaluando nuestro pitch.

Dejamos La Villita. En un contexto como el actual, nuestro mayor desafío es poder mantener los puestos de trabajo de todo el equipo, así que el espacio físico, aunque es importante, no es urgente.

Fue nuestra oficina durante 2 años, desde que empezamos, un lugar lleno de magia, y aunque esta decisión se siente como un evento desafortunado estamos conscientes de que siempre hemos hecho lo que hemos tenido que hacer para crecer y mejorar.

Te contamos esto porque nos gusta ser transparentes y queremos que sepas, seas emprendedor o no, que muchas veces, en lo incómodo es donde mayor aprendizaje hay para seguir construyendo nuestros sueños.


Seguimos trabajando para sentirnos útiles haciendo lo que amamos hacer.

Durante la pandemia hemos donado:

2249 tapabocas

188 geles antibacteriales 

100 escudos faciales

Leave a Reply